SANIDAD

La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada
Arthur Schopenhauer - Filósofo alemán

 


 

SANIDAD

Actualmente estamos experimentando grandes cambios sociales. El envejecimiento de la población, las expectativas de una mayor calidad de vida, los cambios en la dinámica familiar (particularmente los nuevos roles de la mujer) y el crecimiento de los hogares unipersonales están aumentando considerablemente la magnitud de las situaciones de dependencia. Son varias las nuevas necesidades sanitarias que han surgido a raíz de estos cambios profundos:

01 Estamos en situación de población envejecida. La gran cantidad de personas que superan los 80 años hace necesario profesionalizar la figura del cuidador de personas mayores para garantizar que éstos reciban unos cuidados y atenciones adecuados.

02 Para garantizar que tanto personas mayores como discapacitados físicos, psíquicos o sensoriales reciban un tratamiento eficaz y una atención suficiente han ido apareciendo recientemente diferentes centros de atención: residencias, centros de estancia diurna y centros de atención temprana, entre otros.

03 Como no siempre es necesario o posible internar a las personas dependientes, surge el papel del asistente de atención domiciliaria encargado de ayudar e integrar a estos pacientes en su propia vivienda, contribuyendo al bienestar de los mismos desde el confort de su propio entorno.

La atención a la dependencia es una nueva necesidad social que debe ser satisfecha de manera integrada por los servicios sanitarios y sociales. Las personas dependientes y sus familiares tienen que tener la tranquilidad y seguridad de ser cuidadas, garantizando su calidad de vida con respeto y profesionalidad. Por este motivo, la formación en la atención a la dependencia es una cuestión clave para dar respuesta a las nuevas necesidades que han surgido en nuestra realidad social actual.