info@academiafajardo.com 965 390 301 - 691 548 941

La formación para trabajadores

Nuestro papel como centro de formación continua es estar cerca de los trabajadores y de las empresas, para construir conjuntamente nuevas oportunidades de futuro.

El equipo FAJARDO

 


 

El panorama laboral actual se presenta profundamente exigente. La situación económica dispara las necesidades de competitividad al aumentar la competencia como consecuencia de la entrada de las empresas en los mercados europeos y global. Por todo ello, se hace cada día más necesario disponer de personal altamente profesional y cualificado. La formación continua es el mecanismo que permite afrontar estos cambios en dos direcciones interrelacionadas:

01Aumentar la eficacia de los trabajadores mediante el RECICLAJE DE APTITUDES Y CONOCIMIENTOS. Se reduce de este modo la distancia entre las habilidades adquiridas y los requerimientos actuales. Esta necesidad de actualización es cada día mayor y se produce en ciclos más acelerados debido al crecimiento exponencial de las nuevas tecnologías y los beneficios de sus aplicación a todos los procesos laborales.

02Generar una mayor versatilidad de los empleados en su puesto de trabajo para lo que es fundamental la ADQUISICIÓN DE NUEVOS CONOCIMIENTOS Y COMPETENCIAS. Esta situación favorece el crecimiento dentro de una empresa, se alcanzan puestos de mayor relevancia y además supone un valor añadido, al aumentar la calidad y envergadura de las tareas desempeñadas.

TODOS NUESTROS CURSOS son 100% BONIFICABLES

Academia FAJARDO colabora muy activamente en la formación continua de trabajadores desde 2003. La experiencia de nuestro equipo le ayudará en todo lo que necesite. No dude en solicitar su FORMACIÓN A MEDIDA

 

PREGUNTAS FRECUENTES


 

01¿Qué se entiende por formación continua?

Se trata de un sistema que se basa en el crédito para la formación. Todas las empresas, desde la más pequeña, disponen de un crédito que les permite acceder a la formación de sus trabajadores para satisfacer las necesidades o demanda de las empresas. El núcleo y el centro es la empresa, hasta tal punto que sólo se acepta el mecanismo de la bonificación en acciones formativas que estén directamente relacionadas con la actividad de la empresa. Se gestiona a través de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo FTPFE y se practica a través del descuento en las cuotas a la Seguridad Social.

02¿En qué consisten los créditos para formación?

Un crédito es una cantidad anual que todas las empresas tienen a su disposición para financiar la formación de sus trabajadores y que está íntimamente ligada a las cantidades ingresadas por la empresa en el ejercicio anterior en concepto de formación profesional en las cuotas a la Seguridad Social. En relación con lo aportado en el ejercicio anterior y con la plantilla media dispondrá de una cantidad mayor o menor para destinarla a formación durante el presente ejercicio. Las empresas de 1 a 5 trabajadores dispondrán de un crédito mínimo por empresa de 420 euros. También pueden beneficiarse de un crédito de formación las empresas que durante el presente año abran nuevos centros de trabajo, así como las empresas de nueva creación, cuando incorporen a su plantilla nuevos trabajadores. En estos supuestos las empresas dispondrán de un crédito que será la resultante de multiplicar 65 euros por el número de tramadores contratados. Podrán acogerse a los 420 euros fijos o a 65 euros por nueva contratación, lo que le sea más ventajoso.

03¿Quién puede beneficiarse de la bonificación?

Las empresas que tengan trabajadores contratados por cuenta ajena, es decir, quienes coticen a la Seguridad Social por el Régimen General; con centros de trabajo en territorio nacional y que realicen formación para sus trabajadores. Por lo tanto podrán beneficiarse de la formación bonificada los trabajadores contratados por el Régimen General. Están excluidos los autónomos, los funcionarios y el personal laboral al servicio de las Administraciones públicas.

04¿En que consiste la bonificación?

La bonificación es un descuento de las cuotas a la Seguridad Social que la empresa ingresa todos los meses por sus trabajadores. Parte de esas cuotas (hasta el límite de su crédito) puede destinarlas a la formación profesional de sus trabajadores. El crédito, o se usa, o se pierde porque no se acumula de un año para otro. Por lo tanto, la bonificación se practica de forma simple descontando el coste de la formación (según un procedimiento y unos pasos perfectamente establecidos) del total que el empresario debe ingresar cada mes en concepto de cuota a la Seguridad Social de sus trabajadores. Parte de esa cuota irá a costear la formación y la otra parte, a cubrir el resto de la cuota de la Seguridad Social.